¿Cómo mantener la temperatura, la humedad y el clima interior en la oficina?

Posted by: Julia van Ramshorst
arbo temperatuur werkplek of kantoor

La salud y la seguridad en el lugar de trabajo se consigue gestionando los riesgos de una manera que proteja tanto a sus empleados como a su empresa. De hecho, las organizaciones que priorizan la salud y la seguridad tienden a ser más productivas según varios estudios. La reducción del tiempo de inactividad debido a enfermedades y accidentes también conduce a menos interrupciones y ahorro de costes para las empresas. Por lo tanto, definitivamente vale la pena invertir en un ambiente saludable en la oficina. 

Varios factores influyen en la creación de un clima agradable en la oficina y afectan a su productividad. Considere, por ejemplo, el diseño de la habitación, la temperatura, el suministro de suficiente aire fresco y la prevención de corrientes de aire. En este blog profundizaremos en las instalaciones de mantenimiento de la temperatura en la oficina.

¿Cómo de templada debe estar una oficina? 

Debido a que la temperatura ideal en la oficina difiere de un empleado a otro, la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional (Arbo en los Países Bajos) recomienda discutir con los empleados una temperatura ideal con la que al menos el 90% de las personas se sientan cómodas. 

La mejor temperatura en la oficina ronda los 22 grados. Para trabajos de oficina físicos simples, la temperatura máxima en la oficina es de 28 ° C. Durante el invierno puede hacer un poco más de frío que en verano. Una temperatura demasiado baja es inconveniente, pero una temperatura demasiado alta puede, en algunos casos, ser francamente peligrosa. Piense en los empleados que tienen problemas cardiovasculares, o mujeres embarazadas. Por lo que es un tema serio.  

Temperatura máxima para el lugar de trabajo o la oficina. 

Se aplican reglas generales al trabajo en oficinas y espacios de trabajo pequeños para determinar si la temperatura es demasiado alta para realizar el trabajo. Esta es una indicación y no una limitación legal. 

  • En verano, la temperatura ideal en la oficina está entre 23 ° C y 26 ° C. 
  • Temperaturas superiores a 26 ° C provocan un esfuerzo físico adicional, por lo que el empleador debe considerar medidas. 
  • Para trabajos de oficina físicos simples, se debe aplica un máximo de 28 ° C en la oficina. 
  • Para trabajos intensivos y físicamente extenuantes, se aplica el máximo de 26 ° C. Siempre que haya un flujo de aire claramente perceptible. Si no, no debe estar a más de 25 ° C . 
  • Para trabajos muy extenuantes físicamente, se aplica un máximo de 25 ° C, siempre que haya un flujo de aire notable. De lo contrario, no debería estar a más de 23 ° C. 

Espacio de oficina demasiado cálido 

Varios estudios han demostrado que la productividad de las personas disminuye cuando hace más de 25 grados centígrados en una oficina. El cuerpo se sobrecalienta y la concentración disminuye. La pérdida de productividad puede ser tan alta como del 30 al 50%. Por lo tanto, es importante prestar atención. Aunque estas temperaturas no son comunes en los Países Bajos, es importante que las empresas tomen precauciones, como por ejemplo:  

  • Garantizar que el sol no entre desde las ventanas en los días calurosos. 
  • Un buen sistema de climatización o aire acondicionado. 
  • Instalación de ventiladores para brindar una brisa agradable. 
  • Apagar temporalmente los electrodomésticos no utilizados que irradien calor. 

¿Busca un espacio de oficina con aire acondicionado? Póngase en contacto con nuestro especialista en espacio de oficina o utilice los filtros en flexas.com cuando busque una de oficina en línea. 

Oficina en la que hace demasiado frío 

Al igual que una oficina que hace demasiado calor, una oficina en la que hace demasiado frío tampoco es aconsejable cuando se trata de un entorno de trabajo óptimo. Si la temperatura es demasiado baja, los trabajadores pueden sufrir de rigidez en las extremidades, como los dedos, por ejemplo, lo que resulta especialmente inconveniente para el trabajo de oficina. Como resultado, el trabajo en el ordenador será cada vez más lento. Algunos consejos para prevenir estos problemas son: 

  • Discutir con los trabajores cuál es una temperatura aceptable para todos. 
  • Considerar calefacción por suelo, cuando (en un futuro) coloquen un suelo nuevo; esto asegura una distribución de calor constante y eficaz 
  • Asegúrese de que la calefacción central  funcione correctamente. 
  • Proporcione calentadores de pies eléctricos si es necesario 
  • Asegure una buena humedad del aire. El aire frío contiene poca humedad, lo que puede hacer que los empleados sufran molestias por la sequedad del aire. 

¿Cómo puedo influir en la temperatura en mi lugar de trabajo?  

La mejora de las condiciones de temperatura de la oficina comienza por comprender las condiciones existentes y por recopilar las preferencias personales de los empleados con respecto al entorno térmico para decidir cómo se puede mejorar. Los comentarios y los reportes de comodidad basados en las reacciones fisiológicas de los trabajadores son los dos métodos principales para lograr esta medición. 

La temperatura del edificio se puede establecer usando estos algoritmos y datos humanos usando un marco de control de HVAC. 

Además, se pueden realizar ajustes rápidos utilizando sensores individuales que monitorean no solo la temperatura sino también otros indicadores críticos descritos por el HSE, como la humedad y los niveles de CO2. Sus sensores se pueden conectar a paredes, techos, puertas, ventanas o maquinaria y se conocen como sensores inteligentes. 

Existen otras tecnologías para controlar la temperatura ambiente, las siguientes herramientas pueden ser útiles: 

  • Aire acondicionado 
  • Ventilación 
  • Calefacción 
  • Humidificadores y deshumidificadores 

Sin embargo, la mejor solución para un buen clima en la oficina sigue siendo un sistema de control de clima. Con un sistema de este tipo, se tiene mucho más control sobre el clima de la oficina que, por ejemplo, un sistema de aire acondicionado. Hay varias empresas que se enfocan específicamente en esto y pueden brindarle excelentes consejos y ayudarlo a lograr un clima perfecto. 

Mejorar el clima de la oficina 

¿Qué es un buen clima interior? Una temperatura interior es excelente cuando la ronda entre los 21 y 23 grados en los días calurosos y la humedad del aire es buena. En caso de calor particularmente alto, es aconsejable que la temperatura interior también sea más alta. Entonces la diferencia entre el interior y el exterior no es tan grande. Un edificio de oficinas donde se sienta mucha gente y que esté mal ventilado dará problemas de salud y eso no es bueno para el desempeño laboral. También aumentará el absentismo por enfermedad. Por lo tanto, un clima interior deficiente en la oficina se debe principalmente a una mala ventilación.  

¿Qué hacer sobre una mala ventilación? 

Hay varias cosas que hacer cuando su edificio de oficinas tiene una mala ventilación:

  • Cuando el clima lo permita, abra las ventanas y puertas y use un ventilador para hacer circular el aire estancado. 
  • La calidad del aire se puede mejorar eliminando contaminantes del aire. Una forma de limpiarlo es usar un difusor para infundir el aire interior con un aceite esencial que tenga cualidades antibacterianas o purificadoras. 
  • Los purificadores de aire con filtros HEPA son muy eficaces para eliminar los contaminantes del aire. La mayoría de los purificadores de aire eliminan las partículas, pero no los gases ni otros contaminantes. 
  • Debido a que pueden absorber contaminantes del aire, muchas plantas se utilizan como limpiadores de aire naturales. Tenga en cuenta que el moho prospera en áreas donde las plantas se riegan con frecuencia, así que esté atento y límpielo según sea necesario. 

Renovación de aire y humedad en la oficina 

Preste atención a la humedad del aire. La evaporación del aire produce mucho calor y es desfavorable para el clima de la oficina. Un nivel de humedad de entre el 40 y el 60 por ciento es ideal y un nivel de humedad entre el 30 y el 70 por ciento es realmente necesario. ¿Está la humedad del aire por encima del 70 por ciento durante un período de tiempo prolongado? Si es así esto puede causar moho y también dañar a los empleados. Eso es lo último que desea como empleador. 

El CO2, la humedad y la temperatura son las piedras angulares de un buen clima de oficina. En los días fríos, las ventanas suelen permanecer cerradas y la calefacción endencida. Esto afecta al clima de la oficina. En oficinas se recomienda tener una tasa mínima de intercambio de aire de 30 m³ / h por persona. 

Para prevenir el moho y mantener una buena humedad del aire en la oficina, hay varias cosas que pueden ayudar: 

  • Instalar un sistema de ventilación eficiente. 
  • Cambiar los filtros de polvo del sistema de ventilación con regularidad y limpiar los conductos. 
  • Coloquar impresoras, faxes y fotocopiadoras que produzcan más de 5,000 copias por mes en una habitación separada con ventilación adecuada. 

Además del intercambio de aire, también es importante limpiar el lugar de trabajo con regularidad. Un lugar de trabajo limpio mejora la calidad del aire. Por lo tanto, tome las siguientes medidas: 

  • Asegúrese de que el espacio de trabajo se limpie con regularidad. 
  • Mantenga el escritorio lo más vacío posible (política de escritorio limpio) para que se pueda eliminar el polvo. 
  • Utilice armarios cerrados. 
  • Utilice revestimientos de suelo lisos que sean fáciles de limpiar. 

Preste atención a la temperatura, la ventilación y la humedad

El entorno de la oficina, así como la seguridad y la salud laboral de los empleados, contribuyen a crear un ambiente de trabajo saludable. Por tanto, hay que tener en cuenta y examinar elementos como la temperatura, la ventilación y la humedad para crear un espacio de trabajo confortable. De ahí que también haya que prestar atención a estos elementos a la hora de alquilar una oficina. Para garantizar el confort térmico y mantener la gestión de la temperatura son necesarios sistemas de aire acondicionado y de climatización eficaces.

¿Necesita ayuda para alquilar una oficina? ¿Y quiere incluir un sistema de climatización o de aire acondicionado? Nuestros especialistas en espacios de oficina son muy conscientes de la importancia de las instalaciones de mantenimiento de la temperatura en las oficinas. No dude en ponerse en contacto con nosotros por chat, teléfono o correo electrónico para obtener más información sobre un espacio de oficina.